FRANCESCA BIANCHI

FRANCESCA BIANCHI

En el laboratorio de Francesca Bianchi la búsqueda constante de materias primas de calidad es crucial para el logro de un gran resultado. Las mismas fórmulas realizadas con materiales procedentes de otros proveedores darían un resultado olfativo diferente. Francesca Bianchi concibe sus perfumes en su laboratorio de Amsterdam. Una vez ha terminado la fórmula, pide las materias primas y las combina para obtener la fragancia.

"Mis perfumes están concebidos y totalmente hechos a mano por mí, desde la idea inicial hasta el embotellado y el embalaje final en mi laboratorio en Amsterdam. Me encargo no solo de la creación, sino también de producir el concentrado, filtrarlo y empaquetar cada perfume a mano. La búsqueda constante de material de calidad no solo es crucial para el logro del perfume, sino que es una pasión eterna a la que me veo obligada a rendirme.

Las circunstancias reales, los estados mentales y las intuiciones llenas de un significado perturbador, sensorial, emocional o espiritual son la fuente de mi inspiración. Estas son mis epifanías. No me interesa simplemente copiar su olor, sino conjurarlos y, al mismo tiempo, expresar la sensación emocional que experimento durante estos sucesos epifánicos.
La creación de un perfume es un proceso muy largo y complejo, y me lleva una vida ermitaña diseñar una fórmula que luego mezclo, conteniendo la respiración en cada gota que agrego como en un ritual sagrado. En esos momentos de éxtasis y silencio, me siento como un alquimista que a través de una transformación, da lugar a algo nuevo, que no es la simple adición de diferentes materiales." - Francesca Bianchi

Francesca Bianchi se graduó en Historia del Arte en Florencia, más tarde se interesó por la fabricación de perfumes, gracias a un libro sobre perfumería natural y aceites esenciales. Desde entonces, ha estudiando y experimentando por su cuenta. Ha residido en muchas ciudades (Florencia, Berlín, Luxemburgo, Ámsterdam) mientras trabajaba en la publicación de libros de arte. Una vez en Amsterdam, donde vive actualmente, decidió dejar su trabajo anterior y lanzar su propia línea de perfumes.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.